GRETEL LEDO en CNN en Español. Analiza el llamado al Diálogo de la Presidenta

martes, 1 de octubre de 2013

Koinonía frente a la Desocupación Juvenil Europea





La desocupación juvenil se ha convertido en uno de los mayores problemas que aqueja a la sociedad en general.
La Cumbre Europea celebrada en Bruselas el pasado mes de junio con los 27 Estados Miembros (aún no había ingresado Croacia), enfatizó sobre la necesidad de acelerar los proyectos de generación de puestos de trabajo para los jóvenes. Se prevé un nivel de desembolso de 8.000 millones de euros. También se resaltó la importancia de fomentar la movilidad de jóvenes.
Por su parte, teniendo en cuenta que son tres los ejes fundamentales que se encuentran interrelacionados: empleo juvenil, inversión y movilización de la economía, el Consejo Europeo dio a conocer diferentes variantes tendientes a impulsar la inversión y mejorar el acceso al crédito. En este sentido, el nuevo "Plan de Inversiones" promueve el apoyo a las PYMEs junto a la  financiación de la economía.
Este panorama delicado que denota una paulatina descomposición en el espíritu de la concepción primaria federalista que dio origen a la Unión Europea (UE), presenta su mayor desafío en la búsqueda de una real cristalización de una Unión Económica y Monetaria (UEM). Bajo estos lineamientos, se impulsa la unión bancaria a través del desarrollo de un Mecanismo Único de Supervisión de Bancos.
La migración de jóvenes en busca de empleo hacia Berlín, Londres, Bruselas, Estados Unidos y aún Brasil, es creciente. Otros, se refugian en las constantes especializaciones educativas tornándose en eternos estudiantes. Luego de las maestrías emprenden doctorados que les permiten vivir de becas.
La cifra de desempleados en la UE asciende a los 26,5 millones (Eurostat – Abril 2013) de los cuales 5.6 millones son menores de 25 años (100,000 más que 2012). Por su parte Alemania presenta el índice más bajo de desempleo juvenil (7.5%), mientras Grecia encabeza uno de los más elevados (62.5%). Le siguen España (56.4%), Portugal (42.5%), Italia (40.5%), Francia (26.5%), Holanda (10.6%) y Austria (8%).
Esta real preocupación desató una serie de medidas tendientes a morigerarlo entre las que se encuentran la aceleración de la aplicación de la "Garantía Juvenil".
Así, la economía y el desempleo juvenil son dos caras de una misma moneda que hoy aquejan a la unión política más importante de todos los tiempos de la integración regional.
Varios han sido los pasos hacia una governance eficaz de la zona euro garante de la estabilidad financiera entre ellos el Fiscal Compact, el Six-Pack y el Two-Pack.
La senda transitada por las incertidumbres que hoy afronta la UE encuentra a su paso varias inquietudes: ¿Cómo llegar a la consolidación fiscal de no operar un relanzamiento sólido de la economía europea?
Entre las propuestas del Centro Studi sul Federalismo, se destaca la plena afección de los fondos provenientes de la Tasa sobre las Transacciones Financieras al Fondo Europeo en lugar de dirigirlos hacia los presupuestos nacionales. Es decir, bajo el objetivo de gestionar la volatilidad del tipo de cambio y, para evitar alteraciones hacia los mercados financieros internacionales a raíz de los intercambios, se propuso una especie de Tobin Tax. Se trata de un impuesto sobre el volumen de las transacciones al operar el cambio de una moneda a otra. Por ejemplo si hablamos de un 0,5%, se logra amortiguar las fluctuaciones en los tipos de cambio generando un efecto disuasivo para los especuladores que invierten dinero en moneda extranjera a muy corto plazo perjudicando a las economías reales.
El ingreso estimado del impuesto a las transacciones financieras (ITF) arroja una cifra de 31 a 33 mil millones de euros al año, tomando sólo a los 11 países que lo han ya adoptado. Sin duda se trata de una suma importante que hoy constituye una prioridad para la agenda de la construcción de la infraestructura de red existente (energía, transporte, banda ancha). Asimismo se aspira promover la innovación tecnológica en una economía europea que necesita nuevos incentivos para competir en el mercado mundial. La COMPETITIVIDAD EUROPEA requiere hoy de especial atención en la inversión de educación superior, investigación e innovación tecnológica.
Destinar los ingresos provenientes del ITF a la creación de FONDO EUROPEO PARA EL DESARROLLO Y LA OCUPACION es central para reforzar y completar el proceso de unificación federal de la UE. El impacto hacia las economías de los estados miembros sería mucho mayor debido a la eficiencia en el gasto comunitario. Para los federalistas, definitivamente no existe una salida nacional ante la actual crisis europea.
La sumatoria de las individualidades hace a un todo. Para llegar a abrazar la idea de comunidad es preciso morir a los yo particulares, a la intrascendencia singular para dar paso a la trascendencia colectiva. Como dice la palabra de Dios en 1 de Corintios 1:10: “Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer.”
¿Cuál es la importancia de la unidad? Sin duda sus resultados: la construcción. Se habla en una misma lengua: la del entendimiento, la koinonía –comunión- , el acuerdo.
La UE nació en el ejemplo de la integración, de la madurez política y del salto hacia la calidad decisional de cada Estado. La clave está en no ceder ante los vaivenes coyunturales y reforzar los vínculos que dieron origen a esta visión federalista.
--
Gretel Ledo
Analista Política Internacional
Abogada | Politóloga | Socióloga
Máster RRII Europa – América Latina (Università di Bologna)

domingo, 19 de julio de 2009

A la Guarida del Lobo

Por Gretel Ledo (*)


En el campo de batalla propio, cualquier contrincante resulta disminuido. Es como jugar un partido de fútbol de local en vez de visitante.

El contexto histórico en que el filósofo político florentino, Nicolás Maquiavelo (1469-1527) escribe “El Príncipe” desenmascara la naturaleza política del ejercicio del poder. La desunión de Florencia, Milán, Nápoles, Venecia y el Papado explica la atomización política italiana del siglo XVI. El resultado era la inexistencia de un Estado fuerte que estuviera al mando de un solo gobernante.

El hablar de un único gobernante obliga al desplazamiento de todo atisbo de liderazgos emergentes. Implica no permitir el florecimiento de nuevas cabezas capaces de disputar la lealtad de un pueblo. Pondría en peligro el poderío del Príncipe, la arrogancia en sus decisiones y la legitimidad de sus actos. Sin duda permitir nuevas figuras desnudaría signos de debilidad, inicio de una caída estrepitosa.

El Príncipe maquiavélico sólo es libre y seguro si dispone de un ejército propio bien organizado sobre la base del reclutamiento del ciudadano. No debe tener otro objeto, otro pensamiento, ni cultivar otro arte más que la guerra, el orden y la disciplina de los ejércitos. El éxito y la eficacia en el mantenimiento del gobierno se enmarcan en una racionalidad estratégica encaminada a lograr con éxito la conservación del poder del Estado. Este tipo de política como arte de conquista, conservación y expansión del poder justifica el dominio y sometimiento del más débil por el más fuerte.

Un Príncipe, a la hora de gobernar tiene que ingeniárselas para debilitar a quienes detentan de mucho poder ya que pueden ocasionar problemas en su gobierno. En este sentido, la combinación paradigmática entre zorro y león, astucia calculadora y fuerza bruta, constituyen dos caras de una misma moneda. Una moneda que también se autodenomina coerción y consenso. Una moneda llamada hegemonía que en el fondo esconde el temor del Príncipe a perderlo todo.

Al Príncipe maquiavélico se le presentan varios caminos: -desarmar a sus súbditos para conservar al Estado sin riesgos; -mantener las divisiones existentes; -alimentar una oposición contra sí mismo (a los fines de permanecer en la agenda mediática); -ganar a quienes le resulten “sospechosos”.

Paradójicamente, las sucesivas reuniones mantenidas entre el oficialismo y los distintos sectores políticos, sociales y económicos de nuestro país han despuntado el profundo temor a perder la gobernabilidad. Los resultados electorales del 28 de Junio pasado han demostrado la profunda erosión en la popularidad y con ello en la legitimidad de los actos de gobierno. Ahora la estrategia es distinta. Por fin, el vocablo “diálogo” pareciera que cobra cuerpo. Claras son las artimañas empleadas para alcanzar con éxito el objetivo buscado: colocar bajo sus alas a las distintas fuerzas políticas y, en el peor de los casos, crear fisuras en aquellas estructuras que aún observan con rechazo el confite presidencial.

Lo que se cuestiona aquí es el modo en que se encara el “diálogo”. Se busca arribar a consensos en el campo donde el Ejecutivo se mueve como pez en el agua: la Rosada.

Entre las virtudes del Príncipe se destaca el ser desconfiado y tener un buen ojo al momento de elegir a sus amistades. Creer inocentemente en un “diálogo” sin fronteras ni condicionamientos resultaría ingenuo. Implicaría subestimar al Príncipe. No cerrarse a los debates es la clave. Esta vez teñida de una contradicción en sí misma: la tropa debe reclutarse en campo ajeno. El Príncipe conoce bien su campo de acción. No cede espacios. No dialoga en el lugar donde se parla por excelencia: el Parlamento. Lo hace donde se ejecuta: la Casa Rosada.

No basta conseguir el poder sino permanecer en él. Conservarlo y consolidarlo son el secreto de la permanencia en el tiempo.

Entre una de sus acepciones, la Real Academia Española define al “encuentro” como: “el acto de coincidir en un punto, dos o más cosas”. En tanto el vocablo “diálogo” (del latín dialŏgus) es definido como “la plática entre dos o más personas, que alternativamente manifiestan sus ideas o afectos.” Observamos que el “encuentro” es más comprometedor que un simple “diálogo” ya que avanza un paso más allá, al punto de arribar a una coincidencia y no sólo a conversar en torno a ella.

Un Encuentro genuino opera en un ámbito donde ninguna de las partes es anfitriona del lugar. Hablamos de una imparcialidad total, absoluta y sin reservas. Al no darse estas condiciones, la actual invitación al Diálogo, ¿representará la guarida del lobo?

Buenos Aires, 19 de Julio de 2009.
(*) Abogada, Politóloga, Analista Política
http://www.ledogretel.blogspot.com/

martes, 14 de julio de 2009

¿Qué hago con el Poder?



Por Orhac (*)

Monterrey, N. L., Estados Unidos Mexicanos


El PRI (Partido Revolucionario Institucional) que por más desiete décadas estuvo en el poder presidencial en México, sentó basespara perpetuarse políticamente pero a la vez dio paso a que seescribiera una historia desesperanzadora.No hace mucho que surgieron alternativas que compitieron políticamentecontra el PRI, esto es, el PAN (Partido Acción Nacional) y PRD,(Partido de la Revolución Democrática).


Entonces ya había quien acusara, reclamara y pusiera en duda laPropuesta y forma de Gobierno del PRI; cuando algo fallaba ya había aquien echarle la culpa del retraso político, social y económico y dela enorme pobreza de los mexicanos.Unos porque estaban en el Poder, y los otros por falta de diálogo yacuerdos.Ahora, bajo el Gobierno y el Poder del PAN, el 5 de Julio 2009 que sevotó por Gobernadores, Alcaldes, Diputados locales y federales,resultando, ya sea por negociación en la mesa o el voto, triunfador encasi todo México, el PRI Partido Revolucionario Institucional quedespués de mucho batallar vuelve por sus fueros.Sin embargo, surge una pregunta: ¿Qué va a hacer el PRI con el poderadquirido?


Porque a pesar de que la Presidencia está bajo el PAN Partido AcciónNacional, la mayoría en el Congreso de la Nación está ahora bajo elpoder del PRI, es decir no hay oposición para que aprueben a voluntad cualequier Iniciativa que se les ocurra.


Antes podían echarle la culpa a los demás de que México no progresaraporque la responsabilidad era compartida, pero ahora laRESPONSABILIDAD es únicamente del PRI.


Los Monopolios, el Sindicalismo, la ineficacia del Desarrollo Social,la Educación, el combate a la Corrupción, la Delincuencia, elDesarrollo Económico y los altos sueldos de los empleados de PEMEX yel exceso de "trabajadores", aparte de las prebendas que se adjudicanlos Partidos que viven como virreyes; pero también como dice Gretel Ledo sobre Argentina, los políticos no tocaron el MODELO DE GOBIERNO,así también estos del PRI ahora tienen sobre sus hombros laresponsabilidad absoluta como poder en el Congreso independientementede que el Presidente sea un PANISTA (Partido Acción Nacional).


Lo único que puede hacer contrapeso en la Balanza, es la Sociedad(lamentablemente una Sociedad de Ciudadanos de Pase Automático).


Es una oportunidad única la que se presenta en el panorama Polítcopara que el Ciudadano alce su voz a través de todas las Instancias.


(*) Derechos Espirituales del Creyente

domingo, 12 de julio de 2009

Una Colmena sin Reina

Por Gretel Ledo (*)


El acto por el Día de la Independencia celebrado en la provincia de Tucumán encabezado por la Presidenta de la Nación encontró un discurso abismalmente opuesto al escuchado a posteriori de las elecciones legislativas.

El llamado al diálogo puede ser visto como una estrategia más forjada en el seno de un Gobierno moralmente desgastado hasta la médula. Después del 28 los resultados fueron minimizados al punto de dejar casi ridiculizada a la oposición. Pese a ello, los cambios en el Gabinete dieron cuenta de la necesidad de nuevos aires. Sin embargo, está a la vista el simple maquillaje ligero que lejos de sanear vicios constantes se prestó a ratificar y profundizar esta gestión tan peculiar.

El navío ya perdió las velas y su timonel no sabe hacia dónde ir. Lo más peligroso de todo esto es la presencia de una tripulación a bordo sublevada con causa justa que exige cambios de rumbo. Triste resulta estar bajo la guía de un necio.

Fueron 193 los años que transcurrieron entre el clamor de Independencia y el gemido provincial de hoy día por cierto ensordecedor. Un Interior que, a pesar de los tiempos políticos pasados, enarbola para sí la misma lucha de antaño: la Igualdad y Autonomía respecto a Buenos Aires.

El ser nacional en ocasiones desnuda lo peor de sí. Esa esencia patotera, de ninguneo constante que se conduce como si fuese un capataz de aldea, ha venido pulverizando las estructuras federales de nuestro país. Muchas son las demandas que se alzaron desde distintos sectores sociales y políticos. Recién ahora parecería que serán evaluadas. El conflicto con el campo destrozó la imagen de la Presidenta de forma total. La tozudez dejó desconcertada a la sociedad en su conjunto. En la misma Comisión de Agricultura y Ganadería de la Cámara de Diputados de la Nación el oficialismo habría estado dispuesto a tratar iniciativas de la oposición por el tema derechos de exportación para carne y trigo. Asimismo el Gobierno se propone reimpulsar las internas abiertas y obligatorias en tanto la Primer Magistrado afirmó en el acto del 9 de Julio: "Debemos juntar a todos los sectores porque ya no hay lugar para discusiones parciales". Sin duda este cambio de jugada unido al discurso de la nueva transversalidad que busca reunificar al Peronismo va en línea con una lectura de los hechos realizada desde el mismo seno del Gobierno.

En el discurso la Presidenta articuló tres ejes: Economía, Democracia y Sociedad.
“…nos impone a todos nosotros la historia de los argentinos hablar con la franqueza, con la sinceridad con la que siempre me he dirigido en todos los actos de mi vida, no solamente como Presidenta de la República, sino también en todos los roles institucionales que me han tocado desempeñar. Creo que precisamente a un año de ese Bicentenario debemos iniciar una nueva etapa todos los argentinos.” Quien inicia una nueva etapa, o por lo menos nos hace creer que lo hace, es el Gobierno. La elocuente sinceridad tira por la borda la indiferente lectura post-28 de Junio.

Respecto a la Economía aseveró que el rol a cumplir por el Gobierno, el Estado es el de promover el bienestar de la sociedad. Promover el bienestar de la sociedad no implica castigar a quienes producen. No implica prohibir las exportaciones de granos. No implica manejar discrecionalmente los recursos generados a partir de las retenciones. No implica utilizar fondos de la ANSES negando a los jubilados ingresos dignos. En fin, no implica el beneficio de unos pocos –amigos del poder- en perjuicio de la mayoría.

El comensal de lujo fue el Sr. Diálogo: “…convocando al más amplio diálogo a todos los sectores de la vida nacional… desocupados y gente que no tiene trabajo también forma parte de la economía, tal vez no como actores económicos, sí como actores sociales.”

No se trata aquí de colocar a los sectores más vulnerables como escudo para ocultar el genuino diálogo ampliado. El vocablo Diálogo (del latín Dialŏgus) es definido por la Real Academia Española como “la plática entre dos o más personas, que alternativamente manifiestan sus ideas o afectos.” La pregunta es entonces a de qué tipo de diálogo hace referencia nuestra Presidenta cuando excluye a las provincias de un país federal forjando un unitarismo con el manejo discrecional de recursos a la cabeza, cuando minimiza una respuesta ciudadana plasmada en las urnas el 28 de Junio pasado que desplazó la hegemonía del modelo. Indudablemente el Gobierno se refiere al diálogo de besugos definido como aquella conversación sin coherencia lógica. En toda esta comedia parafernalia, la Presidenta, ¿cree lo que dice? O ¿dice lo que no cree?

Añadió: “…la etapa que vive el mundo, una crisis muy profunda, nuestra propia realidad… va a exigir un gran esfuerzo por parte de todos en el diálogo...”

Sin duda resultará una exigencia profunda para el mismo Gobierno encarar una nueva etapa de diálogo. Forzadamente se dará a partir de Diciembre con la nueva Cámara, y, a partir de ahora, si se busca crear un nuevo clima de confianza en las instituciones.

El desafío es doble. Por un lado, el Ejecutivo deberá abrirse al diálogo, no como mero gesto de amigables componedores sino más bien como el único medio para arribar a grandes consensos nacionales. Y, por el otro, la oposición deberá disponerse a acercar todas las propuestas necesarias para crear las condiciones de gobernabilidad hoy ausentes.

En cuanto a la Sociedad invitó a la participación ciudadana y a una “…reforma democrática en serio adentro de los partidos, para que sea la sociedad la que entre a los partidos y pueda también decidir...”

¿Hace cuánto tiempo la oposición viene reclamando a través de propuestas concretas una reforma política-electoral de nuestro sistema? Nunca es tarde para que el Gobierno lo apoye.

Esperemos se abra un nuevo horizonte que fortalezca a nuestras instituciones, haga más republicana a nuestra Nación y participativa a nuestra sociedad.

Buenos Aires, 12 de Julio de 2009.

(*) Abogada, Politóloga, Analista Política

sábado, 20 de junio de 2009

El Gran Deschave Político



Por Gretel Ledo (*)


Desfilan por los medios de comunicación candidaturas dispuestas a venderse al mejor postor. La ciudadanía asiste a un tiempo de frenesí electoral donde la contienda se ha vuelto enrarecida.

Aguas turbias en que navegan denuncias judiciales, impugnaciones electorales y chicanas de todo tipo tornan en pestilente a la carrera maratónica del 28 de junio.

Lo cierto es que a la anfitriona por excelencia se la ha dejado de lado. Se trata nada más ni nada menos que de la sinceridad. Base de confianza necesaria para abrir un juego limpio donde las reglas claras se levanten como directrices infalibles para arribar a un buen resultado.

Aquí ya no hablamos tan sólo de la ausencia de sinceridad del gobierno de turno, sino también de la oposición que se cotiza en el mercado de las apetencias electorales.

La radical Florentina Gómez Miranda nacida en 1912 y Diputada Nacional en 1983 sostenía un lema que la caracterizaba: “Digo lo que pienso y hago lo que digo”. Los años de gestión que ha llevado adelante el Ejecutivo han demostrado a las claras la ruptura tajante de ese lema. Hoy el oficialismo intenta sin éxito reivindicar un modelo perimido esbozando logros que las estadísticas han sabido desmentir. Para 2007 se vislumbraba el agotamiento de una matriz productiva que supo aprovechar los vientos de cola y el gobierno en piloto automático desatado por el padre de la criatura: Duhalde gracias a la devaluación. Lo cierto es que la peor aliada ha sido la inflación. El Gobierno no tuvo mejor idea que adoptar para sí la leyenda “el Rey está desnudo” y disfrazó los números del INDEC a su piacere. La gente no es ingenua y se percató del destrozo más importante que sufrieron las mediciones económicas. El sistema impositivo regresivo que pareciera encontrar a un gobierno no dispuesto a modificarlo, ha condenado y sigue condenando a quienes tienen menor capacidad adquisitiva. Con este tipo de financiamiento salvaje del cual se vale el gasto público, cae por su propio peso el discurso oficialista de la distribución de ingresos. Este y otros temas brillan por su ausencia en una campaña teñida por acusaciones cruzadas donde la ciudadanía asiste a un juego de ping pong sintiéndose burlada por la indiferencia que sabe manejarse muy bien despreciando las demandas sociales y acatando las mezquindades ruinosas de las candidaturas personalistas. En este sentido constituye un error medular resaltar virtudes de una modelo económico que ya quedó en el pasado.

En el libro de Malaquías se cuestiona el accionar de un pueblo que pretendía engañar a Dios presentando animales cojos y enfermos como ofrenda divina. Claro, se reunían los requisitos formales de llegar al templo sin las manos vacías pero el engaño era la base de la ruptura del pacto. “Si no me sirven con sinceridad, cambiaré en maldición mis bendiciones”.

No se puede vender gato por liebre a la ciudadanía. Asistimos a una campaña que sólo guarda las formas. Pobre en contenido. Prueba clara resulta la elección estratégica de las cabezas partidarias como para arrastrar votos en una lista sábana en la que circula de todo.

Pocos han sido los debates y poco profundas las respuestas a ejes claves como la seguridad, el empleo, la educación, la salud. No se trata quizás de medidas aleatorias las que se deben presentar, sino de modelos de país que se deben discutir.

Plasmar programas políticos es desvanecer el horizonte de desarrollo argentino si se los plantea separados de una visión integral superadora de la coyuntura.

¿Cómo es posible que hayamos desperdiciado el tiempo de exportación de granos con los vientos favorables que soplaron para nuestro país? Las idas y vueltas del menudeo político traslucen la incapacidad dirigencial de asumir cargos en función de la gente y no a costa de la misma. La sinceridad sin duda es uno de los mayores temores de los políticos.

El conflicto con el campo fue desgastando poco a poco a un gobierno que no supo o no quiso escuchar la voz de un pueblo. Gracias a ello hoy se presentan FpV y PJ disidente por separado. ¿Qué nos asegura que no se repetirán experiencias pasadas donde el peronismo se postula dividido y luego se arropa al fuego del poder?

Esperemos que el panorama post-electoral no se transforme en un gran deschave político en que se dice lo que no se piensa y se hace lo que no se dice.

Buenos Aires, 20 de Junio de 2009

(*) Abogada, Politóloga, Analista Política
http://www.ledogretel.blogspot.com/

viernes, 19 de junio de 2009

¿Valdrá la pena cuerearlas…?



Por Eduardo Juan Salleras (*)


ESOS FELICES QUE ANDAN DE CAMPAÑA


La noche estaba muy fría.
Sin embargo no fue impedimento para agasajar a mi amigo, con un cordero, de carnes magras, propio de la zona.
La leña, de madera dura, comenzó a crujir temprano. Y a medida que el sol se retiraba, el chispear de las llamas, fue reemplazando su luz.
Todos junto al fogón; de aperitivo: mate amargo; y se largaron enseguida con los cuentos, las mentiras y las risas.
¡Cómo somos los argentinos! Cada uno escondía detrás de las bromas la angustia de su presente.
Y salieron al ruedo, cerca de la 8, los primeros cortes cocidos.
¡A comer!
La mayoría, porciones de carne al pan. Mordían la punta y con el cuchillo meneándose entre los dedos y los labios, cortaban lo suficiente para masticar y tragar. El asado así tiene un sabor especial, lo reconozco, pero lo prefiero al plato.
Se fueron llenando los comensales.
Solamente brasas sostenían algo de claridad. Mientras los rostros enrojecidos fueron callándose de a poco, entre la plenitud del estómago y el vino, fundamental para la digestión, se transformaron sus semblantes.
Cada uno volvió a su pozo.
¡Cuánta amargura se dibujaba en sus caras!
Algunos, bronca, otros, agobio… tristeza.
En esa zona de Mendoza, Gral. Alvear, San Rafael…como en gran parte del país, entre la sequía y las conductas del gobierno (a las que no se pueden llamar: políticas), se ha destruido todo vestigio de producción.
El que no ve morir sus vacas de inanición, las debe regalar y urgente, a 40 centavos el kilogramo. De $120.- a $200.- una vaca entera. Pero la mayoría mueren, y para el bicentenario: ¡Grandes Festejos!; nos encontrará importando carne, trigo y tal vez, algún lácteo.
Allí, el que se dedica a la huerta o a la fruticultura, también perdió todo en manos del granizo y los antojos burocráticos.
Los felices que andan de campaña electoral, no tienen ni idea, ni se lo imaginan por más esfuerzo que pongan, lo que significa estar en esta situación.
Producir en la Argentina, un país riquísimo en recursos naturales, se ha transformado en algo parecido a intentar juntar agua con un colador. Se anda a los manotazos y ni una gota cae en el recipiente.
Sí se ocupó el sistema, que a aquellos que les sonrían, que no pueden ser muchos, les vaya bien. Es escandaloso.
Suelo hablar bastante con la gente, cuando viajo, en los comercios. Incluso mi actividad literaria me une con distintos puntos del país. Hay quienes me llaman para comentarme algo. Les puedo asegurar que el nivel de desocupación hoy es considerable y delicado.
En algunos llega al grado de la desesperación.
Mientras intentemos tapar el sol con la mano, escondiendo en índices viciados la dolorosa realidad, seguiremos siendo partícipes de la mentira y nunca resolveremos los problemas importantes.
Es que algunos creen en eso de: “ojos que no ven, corazón que no siente”. Se olvidan que tantos los videntes como los ciegos mueren también de infartos.
Pero los felices siguen de campaña.
En mi provincia, Santa Fe, se pone en juego el nivel de oportunismo, porque quien más, quién menos, coqueteó con el gobierno central (unitario). Únicamente la especulación electoral los aparta, urgente y necesario, del “invotable”.
Llama la atención, como se horrorizaron alguno de estos, con la resolución 125, presionada por la negativa del pueblo en mayoría, votando en contra. Esos mismos no se escandalizaron al aprobar los superpoderes, aberrante agravio a nuestra Carta Magna. Aunque tampoco se espantó la sociedad de semejante vejación de la Constitución Nacional.
¿A dónde estamos mirando entonces? ¿A dónde debemos mirar? Por lo menos si no queremos que nos pase lo que siempre nos pasa, terminando al fin, secándonos las lágrimas de la pobreza, con un pañuelo de seda.
Han pasado 80 años perdidos en la historia, en la experiencia y en las vidas de cada generación, que se tragaron las horripilantes propuestas políticas: autócratas a cara descubierta o disfrazados de populismo, sirviéndose de las instituciones, especialmente de la democracia, para poner de rodillas y con vergüenza a toda una sociedad.
Porque con el más mínimo pudor deberíamos sentirnos abochornados ante el mundo, ya que nosotros sí, no tenemos excusa alguna para estar como estamos y como estuvimos siempre.
Parece ser que, lo que nosotros creemos que son nuestras virtudes, son en realidad nuestras carencias. Porque generar riqueza, que no es lo mismo que ser rico, aunque lo sea, no significa otra cosa que distribuir la misma, desde el esfuerzo individual hacia la comunidad que participa, directa o indirectamente del proceso productivo.
Esto esta perseguido por el Estado, en cambio aquellos que engordan de su mano parcial e injusta, son los virtuosos del sistema.
Fue y es la Argentina de unos pocos. De grupos oligárquicos (oligarquía: el gobierno de una minoría por poder) - palabra mal utilizada, a propósito o por ignorancia – que no necesariamente influyeron sino que fueron gobierno.
En cambio, aquellos ganaderos, horticultores o fruti cultores de Mendoza, han sido despojados de sus costumbres, de su tradición, que es el trabajo rural. Se les mueren las vacas en sus manos o las deben regalar por un puñado de centavos. Los cultores de hortalizas y frutas, deben recoger lo que les queda para hacerse una sopa o una mermelada, hasta que alcance.
Eso también es cultura, no únicamente las propuestas urbanas, de las que los “culturosos” pretenden vivir, aún de la mano del Estado. Es como si agarráramos a patadas las ocurrencias pictóricas de una exposición.
Es la cultura de la producción, cuya obra maestra es un hermoso ternero, una exuberante planta de lechuga o un rechoncho durazno jugoso.
El último desparramó las brasas con la suela de sus botas; tomó la pava ennegrecida por el humo y con el agua recaliente aún, la volcó sobre las cenizas. Tomó el único carbón incandescente que se resistía y encendió un cigarrillo.
Se quedó un rato más saboreando el pucho, lleno de nostalgias por aquellos tiempos, de su padre, de su abuelo. Melancólico analizaba: “valdrá la pena seguir cuereando las vacas…”
Muy lejos, tan lejos de la realidad, alegres siguen de campaña.


14/06/09


(*) Licenciado en Administración Agraria, ex docente y Director de la Escuela Agrotécnica de Aarón Castellanos, ex presidente de la Comuna de Aarón Castellanos

DIRIGIR SIRVIENDO

Simplemente porque cada una tiene un don, un talento, un actor dentro de sí que es preciso “despertarlo” del encanto de un sueño que a veces es la propia vida.

Eso no tiene valor. Si cada uno comprende que para poder dirigir, hay que primeramente poder servir, la dirigencia política de nuestro país sería otra.

En este camino estamos y dichosos quienes lo transitamos hoy, y no lo dejamos para otros...


Comentario desde Lima, Perú

Es cada vez menos frecuente -y diría extraño- encontrar en nuestros tiempos organizaciones lideradas por jóvenes que tengan como premisa fundamental y abierta practicar los principios morales y éticos al incidir en la política y transformar la realidad. Y que esto se refleje en los artículos es menos frecuente aún.

Acciones como esa necesita más la Argentina, en particular, y América Latina en general.

Mis mejores deseos para que esta iniciativa vea fructificar sus nobles esfuerzos.

Con aprecio,

Lic. Beltrán Gómez Híjar

Lima, Perú

Comentario desde Barcelona, España

Agradezco mucho vuestra invitación. ¿De dónde es el grupo? ´¿Cuáles son exactamente sus objetivos? Realmente hace falta a la sociedad actual, enseñarle lo que verdaderamente es ética, moral, cordura y sentido común.
Estoy muy interesado en vuestro proyecto. Yo soy político también, y rector de la Comunidad Ecúménica de San Jorge en Sant Boi de Llobregat, Barcelona. España. Mi nombre es Jordi d'Alemany.
Recibid todo mi apoyo y contad conmigo para lo que haga falta.
Jordi
5-09-08

*****

Rta. desde NGM:

Bendiciones. Ha sido grata su conexión. La historia nos muestra que siempre fue necesario adiestrarnos moralmente para realizar algo nuevo. Hemos elegido este tiempo de la historia para determinar que sin moral no hay Nación.
A pesar de ser un concepto genérico y por ocasiones abstracto, nace en la necesidad de hacer saber al hombre que sin ética nunca jamás podrá construir nada.